CARTA DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO NACIONAL

A los Presidentes de los Consejos Diocesanos y
Miembros de la Comisión Permanente de A.N.E.

Estimados hermanos en Cristo,

Como ya os habíamos anunciado, vamos a celebrar el mencionado Encuentro de Jóvenes que el año pasado, por varias circunstancias, no fue posible realizar. Será en las fechas y lugar que ya conocéis y que podéis encontrar en la información que adjuntamos: díptico y cartel.

Creo necesario hacer énfasis en la importancia que hemos de dar a este tipo de encuentros, en los que abrimos nuestra asociación a nuevas generaciones, consolidamos amistades entre grupos de jóvenes muy dispersos de toda España, contribuimos a la formación eucarística y mariana de nuestros jóvenes, damos testimonio en la Iglesia y en la sociedad de la vitalidad de la A.N.E y, sobre todo, nos brinda una ocasión más en la que podemos adorar a Nuestro Señor Sacramentado.

Varias veces me habréis oído decir que el verdadero rejuvenecimiento no está tanto en la media de edad como en la apertura de nuestros corazones. Efectivamente, es así y lo reitero; pero también es verdad que nuestra respuesta a la llamada del Señor se nos ha ido enfriando con el paso del tiempo y eso representa un cierto cansancio y apatía que no suele darse en los más jóvenes. Sirva esta reflexión como invitación a renovar nuestro gozo de asistir a la cita mensual (“audiencia privada” le llamaba D. Luis) de modo que, siendo más provechosa para nosotros, demos también un buen ejemplo a los que nos siguen.

Por todo ello, os ruego que pongáis el máximo empeño en la difusión y en facilitar la asistencia a este encuentro, incluso con alguna subvención, si está en vuestra mano, cosa que ya hemos hecho desde el Consejo Nacional rebajando en 10€ el precio a pagar por asistente.

Recibid un fuerte abrazo en Jesús Resucitado

José Luis González Aullón
Presidente
************************************************
Consejo Nacional de la Adoración Nocturna Española
C/ Carranza, nº 3, 2º dcha.
28004 Madrid
Tel.: 91 446 5726  -  FAX: 91 593 2445
e-mail: consejo@adoracion-nocturna.org

TEXTOS DE SAN JOSEMARÍA ESCRIVÁ

"Llevad los unos las cargas de los otros"

Dice el Señor: “Un mandato nuevo os doy: que os améis los unos a los otros. En esto conocerán que sois mis discípulos”. –Y San Pablo: “Llevad unos la carga de los otros, y así cumpliréis la ley de Cristo”. –Yo no te digo nada. (Camino, 385)

Si mirásemos a nuestro alrededor, encontraríamos quizá razones para pensar que la caridad es una virtud ilusoria. Pero, considerando las cosas con sentido sobrenatural, descubrirás también la raíz de esa esterilidad: la ausencia de un trato intenso y continuo, de tú a Tú, con Nuestro Señor Jesucristo; y el desconocimiento de la obra del Espíritu Santo en el alma, cuyo primer fruto es precisamente la caridad.

Recogiendo unos consejos del Apóstol -llevad los unos las cargas de los otros y así cumpliréis la ley de Cristo- añade un Padre de la Iglesia: amando a Cristo soportaremos fácilmente la debilidad de los demás, también de aquél a quien no amamos todavía, porque no tiene obras buenas.

DIRECTORIO FRANCISCANO

SOLEMNIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA
Benedicto XVI, Ángelus del 24 de junio de 2007

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy, 24 de junio, la liturgia nos invita a celebrar la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista, cuya vida estuvo totalmente orientada a Cristo, como la de su madre, María. San Juan Bautista fue el precursor, la «voz» enviada a anunciar al Verbo encarnado. Por eso, conmemorar su nacimiento significa en realidad celebrar a Cristo, cumplimiento de las promesas de todos los profetas, entre los cuales el mayor fue el Bautista, llamado a «preparar el camino» delante del Mesías (cf. Mt 11,9-10).

Todos los Evangelios comienzan la narración de la vida pública de Jesús con el relato de su bautismo en el río Jordán por obra de san Juan. San Lucas encuadra la entrada en escena del Bautista en un marco histórico solemne. También mi libro Jesús de Nazaret empieza con el bautismo de Jesús en el Jordán, acontecimiento que tuvo enorme resonancia en su tiempo.